21 de febrero de 2024

Diario Colonia Elisa

Toda la información al instante.

"En cada concierto exploramos nuevas posibilidades para nuestras canciones"

Compartir este contenido
Michael League Foto Prensa
Michael League / Foto: Prensa .

El colectivo musical Snarky Puppy vuelve a la Argentina para ofrecer un show el próximo domingo 21 de mayo en el Luna Park, donde presentaran su último trabajo, «Empire Central», en el que su líder, el bajista Michael League, dice que rinden «tributo a la potente escena musical de Texas», de donde el grupo es originario.

Ganadores de cinco premios Grammy a lo largo de su historia, el último este año por «Empire Central» como Mejor Álbum Instrumental de Música Contemporánea, el grupo que cuenta con 19 miembros estables que rotan permanentemente se formó en 2014 en Denton, cerca de Dallas, como un proyecto universitario, para más tarde integrarse definitivamente a la escena musical texana donde terminó de generar su sonido distintivo, en el que aparecen sonoridades del R&B, funk, electrónica, y jazz, entre otras tradiciones de la música actual.

La banda, que traerá a Buenos Aires entre nueve y 12 miembros de la formación, llega en medio de una gira que comenzó un mes atrás en Estados Unidos y que en mayo tendrá su apartado sudamericano, con presentaciones en Santiago de Chile, Porto Alegre, San Pablo y Bogotá, entre otras ciudades.

«El show del Luna Park será una ocasión para presentar las 16 canciones de ‘Empire Central’ pero a nuestra manera, en la que cada noche cambiamos el set list, los solistas, y en la que en cada presentación estamos intentando explorar nuevas posibilidades para cada una de nuestras composiciones», cuenta League en un Zoom con Télam, días antes de arrancar con el periplo latinoamericano del tour.

– ¿Cómo se da la traslación del estudio al vivo en una banda que improvisa y explora tanto en sus shows?
– En este caso no nos costó adaptarlas porque empezamos tocando estos temas en vivo y la grabación del material fue en un estudio pero con público y en vivo; entonces la verdad ha sido supernatural. Es cierto también que durante esta gira que arrancamos en Estados Unidos un mes atrás las canciones crecieron muchísimo. Digamos que cuando grabamos las canciones de «Empire Central» eran una cosa, ahora son otra y dentro de un año serán otra.

-¿Cómo se da esta dinámica?
– Nunca somos los mismos y un concierto, a fin de cuentas, es una conversación entre la banda y el público, y según la reacción los músicos modifican lo que están haciendo, incluso cuando no se lo propongan y sea inconsciente. Entonces resulta muy interesante ver cómo las canciones van cambiando.

– Una conversación con el público y también entre los músicos.
-Sí, claro, sobre todo, porque nosotros empezamos con la conversación interna antes de que llegue al público.

Snarky Puppy vuelve a la Argentina para ofrecer un show en el Luna Park
Snarky Puppy vuelve a la Argentina para ofrecer un show en el Luna Park.

-¿En una banda tan abierta a lo que sucede en escena cuál es tu función de líder en un concierto?
-Hago el set list y elijo a los solistas de esa noche justo antes del concierto según distintas cuestiones como pueden ser el sonido de la sala o la ciudad en que tocamos, hago como una infraestructura anterior al concierto. Pero cuando estamos en el escenario y la música está viva no hay un plan respecto de cómo vamos reaccionando a lo que sucede y todos los músicos estamos escuchando lo que pasa con la música; en ese momento me convierto en alguien que confirma lo que estamos pensando todos los músicos, no estoy mandando sino que si algo está pasando en un solo es evidente que la banda quiere ir en una dirección específica y yo confirmo ese rumbo, soy un mensajero antes que un líder.

– Refiriéndote a «Empire Central» has destacado que se trata de un homenaje musical a la escena de Dallas.
– La banda se formó en Denton, que está a 40 minutos de Dallas, pero el sonido de la banda no era muy concreto hasta el momento en el que nos mudamos a Dallas. Cuando ya estábamos bien metidos en esa escena, la música cambió mucho y añadimos a la banda otros músicos como Bobby Sparks, Jason «JT» Thomas, entre otros; entonces claro, esa escena ha tenido un efecto increíblemente poderoso en nuestro sonido. Como escena negra moderna estadounidense el aporte de Texas es notable, tienes músicos como Erykah Badu, Roy Hargrove, Robert Glasper, Jason Moran, cantidad de ellos, la lista no termina nunca, que han salido de allí y que quizás la gente no los identifica con Texas porque muchos se han ido a lugares como Nueva York o Los Ángeles, donde disponen de otra infraestructura musical pero el sonido de ellos viene de ahí. En este último material nosotros sentimos la obligación y la responsabilidad de representar la historia y el legado texano al mundo.

-¿Cuántos músicos de la banda vendrán a la Argentina?
-No tengo idea, normalmente nos movemos entre nueve y 12, pero aun no se decidió.

-¿A qué se debe este modo particular de funcionar?
– Es algo que se fue dando; empezamos así porque porque durante muchos años no ganamos dinero suficiente y entonces sucedía que teníamos un concierto pero esa misma noche algunos de los músicos tenían una oferta para tocar en una boda o algo así por 400 dólares. Estaba claro que no les iba a decir «no puedes, tienes que tocar con nosotros por 20 dólares», entonces en esos casos surgió la necesidad de salir a buscar un remplazo y después sucedía que ese remplazo tocaba superbien y conectaba con la banda y entonces era una pena decirle que no viniera más y así fuimos integrando gente, hasta que luego, este modo permitió también invitar a músicos que nos interesaba que se unieran a la banda y aportaran su sonido.

-¿Cuáles son las ventajas de esta formación cambiante?
-En los primeros años de la banda la ventaja era que nunca teníamos que rechazar ninguna oferta y siempre podíamos tocar; lo otro es que cada uno de los músicos tiene un sonido distinto. Cuando toca uno de los guitarristas no es lo mismo que toquen los otros, o el teclado o la percusión o la batería, la banda cambia según quién esté tocando, cambia el sonido entero. A veces eso sucede en medio de una gira en que de pronto cambian cuatro personas y el sonido del grupo cambia muchísimo, eso es superlindo.

-Has remarcado que al principio el sonido de la banda era el de los temas que componía cada músico, pero que ahora ya componen bajo el sonido de Snarky Puppy.
– En la actualidad tenemos un sonido propio y los músicos escriben sus canciones pensando en ese sonido de la banda; tenemos nuestro propio idioma, nuestro propio vocabulario, quizás solo por haber tocado miles de veces juntos. Hemos hecho más de 2.000 conciertos, creo que cualquier grupo de músicos después de 2.000 conciertos tiene su sonido propio. Se da así, en cada noche hemos intentado algo nuevo y hemos visto qué funcionó y qué cosa no funcionó y eso es lo que se va convirtiendo en tu sonido.


source

Compartir este contenido