24 de julio de 2024

Diario Colonia Elisa

Toda la información al instante.

Una mujer fue abusada en la Reserva Ecológica de la Costanera Sur y buscan al violador

Compartir este contenido
La mujer dijo que el agresor la amenaz con una piedra antes de abusar de ella Foto archivo
La mujer dijo que el agresor la amenazó con una piedra antes de abusar de ella / Foto: archivo.

Una mujer de 57 años que en mañana de este martes realizaba ejercicios deportivos en la Reserva Ecológica de la Costanera Sur de la Capital Federal denunció que fue abusada sexualmente por un hombre que, tras atacarla, huyó del lugar y aún permanecía prófugo, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho, que ocurrió cerca de las 10 sobre el Camino de los Alisos, que bordea la costanera de la Reserva Ecológica, derivó en un importante operativo realizado por personal de la Policía de la Ciudad, del cual participaron canes, personal motorizado y hasta con dos helicópteros, el cual continuó hasta cerca de las 18 sin que se lograra la detención del sospechoso.

La intervención policial se inició pasadas las 10.30 con un llamado a la línea de emergencias 911 de un hombre que reportó que se encontró con una mujer que le dijo que un delincuente la amenazó con una piedra y la llevó hacia los matorrales donde abusó de ella.

El hombre señaló a la Policía de la Ciudad que él vio a un hombre de las características descriptas por la mujer huir del lugar.

Por ese motivo, la Policía de la Ciudad desplegó desde el mediodía un fuerte operativo de búsqueda del sospechoso con móviles de la comisaría vecinal 1 E -con jurisdicción en la zona-, personal de la Superintendencia de Violencia Familiar y de Género, canes de la División K9, el Departamento Motorizada, el Departamento de Orden Urbano, la Unidad Criminalística, el escuadrón aéreo y, desde el río, efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA).

Una fuente judicial y otra policial confirmaron a Télam que de acuerdo con los primeros datos que aportó la víctima, el hombre buscado tenía ojos claros, una contextura física delgada y llevaba colocado un chaleco color azul.

El hecho también fue confirmado por el director del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME), Alberto Crescenti, quien en diálogo con el canal TN, dijo que la denunciante se encontraba “en shock” al momento de ser hallada y que fue trasladada al Hospital Argerich, donde se le practicó el protocolo habitual para este tipo de casos.

“Es una mujer de aproximadamente 50 años. Se la está evaluando en el Hospital Argerich. Estaba con una crisis nerviosa”, dijo el titular del SAME.

Al tratarse de una causa con autor hasta ahora no identificado, la investigación del caso, a nivel judicial, quedó a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 17, cuyo titular es Federico Iuspa, quien caratuló el expediente como «abuso sexual con acceso carnal».

Voceros judiciales indicaron que el fiscal Iuspa impartió las primeras diligencias en dos sentidos: primero para resguardar a la víctima y luego para preservar la escena del hecho y encontrar al delincuente sexual.

Además, ordenó el secuestro de las prendas de vestir de la víctima, con la intención de mandarlas a peritar en busca de restos orgánicos del presunto abusador con el fin de elaborar un ADN que luego pueda ser comparado con algún sospechoso.

“La víctima está siendo asistida de acuerdo con los protocolos, recibiendo un abordaje integral que incluye una asistencia médica, psicológica y de contención por parte de profesionales especialistas en tratar con víctimas de delitos sexuales”, explicó a Télam una fuente judicial.

El mismo informante reveló que el fiscal Iuspa ordenó a la Policía de la Ciudad una “investigación a fondo” en la Reserva Ecológica, donde ocurrieron los hechos y en el cual existen cámaras de seguridad que esta tarde eran observadas por técnicos en busca de los movimientos del agresor.

“Esta individualizado y preservado el lugar del hecho y allí se trabaja para ver si se puede obtener alguna prueba científica que permita identificarlo”, comentó el investigador judicial consultado por Télam.

En tanto, una fuente policial agregó que, por disposición judicial, cerca de las 18 quedó cerrada la Reserva Ecológica.

«Lo que queda ahora es toda la tarea científica y el análisis de las cámaras de seguridad para poder establecer una línea de tiempo, tratar de observar el paso de la mujer y del agresor», explicó el investigador consultado.

“Pasó una desgracia. No tenía por qué pasar. Estábamos trabajando, nos enteramos por las noticias y nos confirmaron que no se podía trabajar más”, dijo esta tarde un empleado cuando salía del lugar y fue interceptado por la prensa.

El hombre dijo que en el horario en el que ocurrió el hecho “había muy poca gente” y que los que suelen estar son solo trabajadores y gente que va a hacer “actividades físicas”.

“Está toda la policía, no quedó nadie. El lugar es muy grande”, comentó el trabajador, quien además precisó que, por lo que sabe, “donde ocurrió todo fue al fondo” y que “seguramente debe haber cámaras de seguridad”.


source

Compartir este contenido