24 de julio de 2024

Diario Colonia Elisa

Toda la información al instante.

Instituto, Boca y otra definición para el infarto

Compartir este contenido

Vaya final están animando Instituto y Boca en la Liga Nacional de Básquet. Dos partidos, dos definiciones en tiempo extra y dos triunfos de los cordobeses hasta el momento. En el segundo punto, Instituto de Córdoba defendió con éxito su localía y se puso 2-0 antes que la serie se mude a La Bombonerita para la tercera y cuarta final, a disputarse este jueves a las 21:10 y el sábado a las 18:10. Vale recordar que el campeón argentino será el que llegue a cuatro victorias.

Fue 86-79 para los locales, que protagonizaron este lunes por la noche una espectacular remontada en el último cuarto (19-8) para llevar la historia a la prórroga. La gran figura de la Gloria fue el uruguayo Nicola Pomoli, con una planilla muy completa: 20 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y 4/6 en triples.

El oriental estuvo muy bien flanqueado por el grandote estadounidense Bryan Jefferson, goleador del encuentro con 23 puntos y también muy efectivo desde larga distancia (4/6 en lanzamientos), y el perimetral Nicolás Copello, quien sumó 18.

Por Boca, que parecía tener todo encaminado para igualar la serie luego de un tercer cuarto tremendo que se terminó llevando por 24-9 para llegar al parcial definitorio arriba por 66-55, se destacaron los veteranos Sebastián Vega (16 puntos, 6 rebotes), el pivot yanqui Raven Barber (15 puntos) y el tirador Leo Mainoldi (15 puntos, 7 rebotes).

A diferencia del primer partido, Instituto controló mucho mejor a la gran figura xeneize, Pepe Vildoza, quien pasó de 21 puntos y 9/12 en tiros en el inicio de la serie a una planilla de 10 y 4/14 en la segunda final. Claro que la sequía no fue sólo de Vildoza por el lado de Boca: entre todos, sumaron apenas 3 triples en 22 intentos (contra 11 de 26 en la Gloria).

La paridad de la primera final (100-96) se trasladó al inicio del segundo encuentro en un Ángel Sandrín colmado, con ambos elencos inmersos en la ley del palo por palo, cosa que se mantuvo hasta el entretiempo con Instituto arriba 46-42. Pero la visita salió de los vestuarios hecho una tromba de la mano de Barber y Vega en ataque y con una producción defensiva de elite.

Los dirigidos por Lucas Victoriano llegaron a estar 15 puntos abajo, pero con el ensordecedor aliento de su hinchada y de la mano del exPlatense Pomoli lograron alcanzar el 74-74 para forzar, como en el primer punto, el suplementario, donde volvieron a prevalecer.


source

Compartir este contenido