18 de julio de 2024

Diario Colonia Elisa

Toda la información al instante.

Antonio Orozco: "No todo es TikTok en la vida, las cosas tienen su tiempo"

Compartir este contenido
Antonio Orozco msico y compositor espaol Foto prensa
Antonio Orozco, músico y compositor español. Foto: prensa.

El músico y compositor español Antonio Orozco protagonizará desde fines de mayo un ambicioso tour nacional que pasará por salas de Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Rosario y Buenos Aires para poder plasmar un salto en su carrera que supo esperar porque, opina, «no todo es TikTok en la vida y no hay que ir más rápido porque las cosas tienen su tiempo y cuando llegan entonces llegan para siempre».

«Es la posibilidad de concretar lo que vengo intentando hace muchos años. Son muchos años corriendo detrás de la liebre, lo aseguro, y me pone muy feliz poder concretarlo porque siento que se viene algo importantísimo ahora por poder hacer esta gira y entonces me siento como un niño con los zapatos nuevos», asegura Orozco a Télam, combinando emociones y expresiones gráficas para refrendar su alegría por este paso profesional.

Desde Barcelona, ciudad donde nació hace medio siglo y desde la que proyectó una trayectoria que a partir de 2000 reúne ocho álbumes con los que vendió 1.500.000 de ejemplares, el autor, guitarrista y cantante que acrecentó su popularidad como coach de diversos formatos de «La Voz» española durante nueve temporadas consecutivas, no disimula el entusiasmo que le genera hacer pie en la escena nacional.

De la mano de este regreso, Orozco tratará de revertir el período de pausa y distancia motivada por una enfermedad que se llevó la vida de su exnovia y madre de su hijo, Susana Prat.

Con esa meta, el baladista que es amigo de Luciano Pereyra, quien lo invitó a la serie de recitales de 2022 en el estadio porteño Luna Park, se presentará el miércoles 31 de mayo en el Teatro Mendoza dando inicio a una recorrida que en junio sumará otras cuatro funciones: el 2 en Quality Espacio de Córdoba, el 3 en Tribus de Santa Fe, el 4 en el Teatro El Círculo de Rosario y el jueves 8 en el Teatro Ópera de Buenos Aires.

«Voy a proponer un espectáculo totalmente nuevo que incluirá canciones de mi historia en Argentina que yo no sabía que era tan profunda, como lo comprobé en noviembre pasado cuando regresé y canté dos noches en La Trastienda, así que realmente viviré esta nueva visita como una verdadera celebración», avisa el protagonista de discos como «Un reloj y una vela» (2000), «El principio del comienzo» (2004), «Dos orillas» (2013) y «Aviónica» (2020).

Foto prensa
Foto: prensa.

– En el país alimentamos el mito de que somos el mejor público del mundo. ¿Es por eso que tenés tanta expectativa con poder conectar más íntimamente con la audiencia argentina?
– 
No sé si el argentino es el mejor o el peor público del mundo pero hay una verdad que es que el término apasionado rima con casi todo en la Argentina. Porque allí y después del escenario hay todavía muchas más cosas, hay una idiosincrasia bestial, una empatía fuertísima con todo lo que viene de fuera y es un abrazo general en todos los aspectos y eso hace que la forma de vivir sea muy extrema en todos los aspectos, como comprobé al vivir un tiempo en el barrio de San Telmo.

– ¿Cómo fue y por qué te quedaste viviendo fugazmente en la Ciudad de Buenos Aires?
Estuve poco más de un mes antes del Mundial porque quería estar viviendo, entendiendo, comprendiendo muchas cosas que son difíciles de comprender desde afuera. De la inflación impresionante a esa energía tremendamente bonita y mucha gente con mucho talento que hace que donde vayas siempre hay alguien que canta mejor que tú, que toca mejor que tú y que hace todo mejor que tú cien veces y entonces me dije «pues, qué suerte tengo». En definitiva quise conectar más intensamente con el país sabiendo que se nos acercaba esta gran oportunidad y queriendo que no volviera a pasarme que de repente había estaba cantando en Panamá y me despertaba y estaba en Costa Rica y eso hace que en algún momento pierdas completamente la referencia de todo. Pero ahora quiero entenderlo y disfrutar porque me gustaría además que me fuese bien, o sea no quiero estar un rato e irme sino tener mi vida ahí, mis amigos.

– Parece ser un camino a contramano de la inmediatez que hoy rige en la industria musical…
– 
Yo tengo amigos artistas que admiro y que he seguido durante muchos años, como Ismael Serrano, a quien tengo de referente también por cómo se manejó en la Argentina, con humildad, con paciencia, poco a poco y sabiendo que las cosas no son de hoy para mañana. No todo es TikTok en la vida y no hay que ir más rápido porque las cosas tienen su tiempo y cuando llegan entonces llegan para siempre y yo siento que ya está llegando para mí.

– ¿Esa posición aplica también para la canción? ¿Géneros como el reggaetón pueden esperar?
– 
Si muchas de las canciones de reggaetón tuviesen tiempo de ser canción, a lo mejor pasaría eso, pero es que no tienen tiempo porque se hacen 10 canciones a la semana. Yo estuve tocando en los bares desde mis 16 o 17 años y para lograr una oportunidad en la compañía discográfica tuvo que pasar mucho tiempo y firmé mi primer disco con 28 años. Hoy en día los chavales tienen una canción con potencial en 10 minutos y en ese tiempo son número uno en el mundo. Y si bien obviamente estoy exagerando, lo que no puede cambiar son las canciones y por eso cuando hablás con cualquier persona y le preguntás por las canciones de su vida, nadie da referencias de hace 10 meses ni de hace un año, son referencias de hace 20 años. Y cuidado que no quito ningún mérito a artistas tremendamente grandes de hoy día, como por ejemplo Wos en la Argentina, pero les aconsejo que cuiden ese estado de creación porque todo lo demás importa, pero no es lo fundamental.


source

Compartir este contenido