31 de enero de 2023

Diario Colonia Elisa

Toda la información al instante

«No me quisieron ver», dijo el remero Pablo Ventura sobre los ocho rugbiers tras su declaración

Pablo Ventura, el remero de Zárate que fue incriminado falsamente por los rugbiers en las primeras horas de la investigación del crimen de Fernando Baéz Sosa en Villa Gesell, dijo hoy tras su declaración ante el Tribunal de Dolores que «ninguno» de los ocho imputados pudo a mirarlo «a la cara» y sostuvo que «le gustaría» escuchar una explicación de por qué lo mencionaron.

«Me molestó que me hayan nombrado. Ellos no me quisieron ver (en la audiencia). Nunca me dijeron nada a la cara», aseguró Ventura (24) sobre los ocho rugbiers, al retirarse del edificio judicial donde el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores lleva acabo el juicio por el crimen de Báez Sosa (18).

El remero dijo a la prensa que su declaración «fue simple» y que duró «entre 15 y 20 minutos», para luego darle lugar a su padre, José María, el segundo testigo de la tercera jornada.

«Fue muy de cobarde nombrar a alguien cuando fuiste vos quién lo hizo. Perdí mi privacidad después de esto. Especialmente los dos meses después que pasó el hecho. Me gustaría escuchar una explicación del por qué me nombraron», sostuvo el joven.

Ventura aseguró que sintió «un gran alivio» al declarar y que las preguntas que le formularon ambas partes lo ayudaron a liberarse.

Por último, añadió que ahora su vida «está tranquila» y que espera que se haga justicia.

Más temprano, antes de ingresar al Palacio de Tribunales, Ventura había dicho a la prensa que no sabía cómo se iba a sentir cuando tuviera a los imputados frente a frente, aunque adelantó: «Con buena cara no los voy a mirar».

«Yo los conocía de vista, es una ciudad chica Zárate, hay un solo boliche y nos cruzábamos ahí», recordó al referirse a los imputados.

Ventura salió a cenar la noche del 17 de enero de 2020 con su familia a un restaurante de Zárate y tras ello se fue a dormir sin imaginarse que horas después quedaría detenido por un asesinato cometido a unos 470 kilómetros de donde él se encontraba.

Fueron detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Campana quienes lo apresaron en Zárate luego de que uno de los entonces diez rugbiers involucrados en el caso lo señalara como sospechoso del crimen de Fernando.

En una entrevista que tiempo atrás dio a Télam, Ventura recordó cómo fueron los momentos en los que la Policía llegó a su casa el mediodía de aquel 18 de enero y lo trasladó a la sede policial de Campana.

«Me dijeron que solo tenía que ir a testificar a Campana, recién ahí me dicen que debían llevarme a Villa Gesell. Yo no sabía nada de lo que había pasado. Al llegar allá, me dicen que me acusaban de asesinato. Fue una situación horrible», recordó.

El joven contó que fue trasladado en patrullero a la localidad balnearia y estuvo tres días detenido en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), en una celda «totalmente solo».

«El primer día fue horrible, todos me miraban como si yo fuera el asesino», dijo el remero.

Finalmente, por falta de pruebas y tras comprobarse que no había salido de Zárate la noche del hecho, Ventura fue excarcelado el 21 de ese mismo enero de 2020 por pedido de la fiscal de Villa Gesell a cargo de la causa, Verónica Zamboni, y la orden del juez de Garantías David Mancinelli.

FUENTE: TELAM

CONTACTANOS
¿NECESITAS AYUDA?
DIARIO COLONIA ELISA
HOLA
¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?
A %d blogueros les gusta esto: