7 de julio de 2022

Diario Colonia Elisa

Toda la información al instante

El «Beto» Márcico, procesado por vender departamentos que ya tenían dueño

El exfutbolista e ídolo de Boca y su hijo Lucas permanecerán en «libertad provisional», aunque con embargos de 1,8 millones de dólares y dos millones de pesos. El delito que les imputan contempla penas de hasta seis años de cárcel.

Alberto José Márcico, exfutbolista e ídolo de Boca, fue procesado junto con su hijo Lucas por vender departamentos de un emprendimiento inmobiliario a terceros que ya tenían dueños, uno de ellos su excompañero, el arquero Martín Herrera.

El «Beto» Márcico, de 61 años, y uno de sus hijos (Lucas, de 33) fueron procesados por «defraudación por desbaratamiento de derechos acordados y por estelionato (vender como propio un bien ajeno)», delitos que contemplan penas de hasta seis años de cárcel. De todas formas, ambos permanecerán en «libertad provisional» aunque con embargos de 1,8 millones de dólares y dos millones de pesos.

El fallo fue firmado por el juez Fernando Caunedo, tras una larga investigación a cargo del fiscal Andrés Madrea. Los Márcico acordaron la venta de 16 departamentos y seis cocheras con Marta Zulema Rondinella y de cinco departamentos y un local comercial con el exfutbolista Martín Herrera, en tres edificios que estaban construyendo.

Herrera, de 51 años, fue compañero de Márcico en Boca entre 1992 y 1994. El exarquero lo denunció por estafa: le reclama por los cinco departamentos (dos en Roosevelt al 3600 y tres en un edificio sobre la calle Migueletes) que le compró entre noviembre y diciembre de 2012 y nunca le entregó.

El exarquero Martín Herrera denunció a Márcico por estafa: le reclama por los cinco departamentos (dos en Roosevelt al 3600 y tres en un edificio sobre la calle Migueletes) que le compró entre noviembre y diciembre de 2012 y nunca le entregó.

Márcico, que jugó en Ferro, Boca y Gimnasia, además del fútbol francés y la Selección Argentina, argumentó que, en realidad, los reclamantes no tenían intenciones de poseer las propiedades sino que firmaron boletos de compraventa como una suerte de garantía del préstamo que le habían otorgado para financiar las obras. «Se trató de una operación financiera y no inmobiliaria», explicó el «Beto».

«Si Alberto José Márcico interpreta que firmó esos boletos de compraventa en garantía del préstamo de dinero tampoco debió disponer libremente de los inmuebles afectados a esa garantía». La parte compradora «abonó la totalidad del precio de cada uno de los inmuebles adquiridos en construcción, sobre lo que no se ha dado ninguna explicación razonable que justifique la enajenación posterior de esos inmuebles a terceros», resumió la resolución del juez Caunedo, del juzgado nacional en lo criminal y lo correccional N°39, a la que tuvo acceso Télam.

En la investigación se verificó que de los 16 departamentos adquiridos por Rondinella, 10 fueron vendidos posteriormente a distintas personas mediante otros boletos de compraventa, entregando la posesión de los inmuebles a esos otros adquirentes.

«Quien celebra un boleto de compraventa con todas las formalidades exigidas y cobra la totalidad del precio por un departamento que está construyendo ha concedido un derecho de propiedad en expectativa sobre un bien inmueble, a perfeccionarse con la tradición de la cosa o entrega de la posesión y la formalización de la respectiva escritura traslativa de dominio», resolvió el juez.

«En suma, Alberto José Márcico y Lucas Alberto Márcico habrán de responder como coautores materiales del delito de defraudación por desbaratamiento de derechos acordados cometida en forma reiterada, en un total de 22 ocasiones, siendo que en 15 de ellas se verifica concurso ideal con el delito de defraudación por estelionato también reiterada», sostuvo la resolución.

CONTACTANOS
¿NECESITAS AYUDA?
DIARIO COLONIA ELISA
HOLA
¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?
A %d blogueros les gusta esto: