6 de julio de 2022

Diario Colonia Elisa

Toda la información al instante

Una «estación de servicio móvil» de YPF abastece autobombas y camiones en Corrientes

Un camión cisterna de la petrolera estatal YPF con capacidad para 17.000 litros de combustible y equipado con surtidores para abastecer a cuatro vehículos a la vez se transformó en una de las piezas esenciales del dispositivo de combate contra los incendios forestales que ya consumieron cerca de 900.000 hectáreas en Corrientes.

La flota de autobombas, camiones, maquinarias viales y el resto de los vehículos que forman parte de la fuerza conjunta coordinada por los Ministerios de Ambiente y Defensa que tiene su base operativa en una escuela rural de la localidad de San Miguel consume cada jornada unos 1.100 litros de combustible en promedio, que son provistos por el camión tipo «refiller» de YPF traído junto a su tripulación desde Buenos Aires.

La secretaria de Coordinación en Emergencias del Ministerio de Defensa, Inés Barboza Belistri, afirmó en diálogo con Télam que «cuando se armó el campamento en San Miguel llegaban de todas partes los vehículos del Ejército, camionetas de Parques Nacionales, las autobombas de brigadistas y maquinaria de Vialidad Nacional entre otros organismos; la primera vez que tuvimos que recargar combustible hicimos una caravana a la estación de servicio más cercana y antes de abastecer a todos agotamos sus tanques».

«Por la distancia que había que recorrer hasta las estaciones de servicio y porque podíamos dejar sin combustible un pueblo cada vez que debíamos recargar, fue que junto con Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) nos conectamos con YPF que propuso enviar este camión para simplificar esa tarea y ahorrar valiosas horas para llevar las unidades a buscar gasoil», agregó la funcionaria.

Marcos, uno de los operarios que llegó desde Buenos Aires junto al cisterna «refiller», contó a Télam que «este vehículo es usado para clientes especiales de YPF como empresas y complejos industriales, o para abastecer a maquinaria agrícola que está trabajando en el campo»

«Nunca habíamos trabajado en una operación así pero sentimos un orgullo enorme de participar apoyándolos de esta manera», añadió.

Cada jornada, las autobombas y el resto de los vehículos salen temprano a combatir los incendios y por la tarde recargan combustible para retomar tareas al día siguiente.

El camión puede cargar unos 17.000 litros y es reabastecido de combustible en la terminal de YPF en la ciudad chaqueña de Barranqueras, un proceso que entre ida y vuelta se lleva unas diez horas, detalló Marcos.

Por tratarse de un tanque de gasoil en una zona de incendios, el equipo de YPF trabaja con protocolos de seguridad y tiene a disposición elementos de protección de la unidad que sirven para controlar cualquier fuego o derrame cerca del camión.

«Las bocas de expendio del camión funcionan igual que los surtidores de una estación de servicio, y nos dan la posibilidad de ajustar la cantidad de litros por minuto que cargan de acuerdo a cada vehículo. Además los datos van a una computadora en la cabina que emite la factura con los detalles de la operación», relató sobre el proceso.

Desconocido hasta hace dos semanas para muchos de los conductores de los vehículos que hacen base en el campamento de San Miguel, el camión de YPF se convirtió en una de las atracciones en sus pocas horas libres, cuando muchos de ellos se retrataron junto a sus autobombas o camiones mientras recargan desde el «refiller» o suelen abordar a sus operarios con múltiples consultas técnicas.

CONTACTANOS
¿NECESITAS AYUDA?
DIARIO COLONIA ELISA
HOLA
¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?
A %d blogueros les gusta esto: