6 de julio de 2022

Diario Colonia Elisa

Toda la información al instante

La angustia del villangelense que deberá cerrar su pyme tras 15 años de trabajo por un bloqueo sindical

Elbio Martín comenzó vendiendo milanesas 15 años atrás y con el tiempo creó su pyme y una familia. Mañana cerrará el negocio porque, afirma, el Sindicato de Camioneros amenazó a sus proveedores y le bloqueó el paso de sus camiones. Cómo vive su familia la situación y el origen del conflicto.

«La situación es terminal», «amenazaron a mis proveedores», «mis hijos tienen miedo», «para mañana tendremos ya el negocio cerrado, es un jaque mate». Así describe Elbio Martín, dueño de Distribuidora Martín de Villa Ángela, el bloqueo que sufre su empresa por parte del Sindicato de Camioneros, desde donde le exigen que le reintegre el trabajo a un joven despedido.

El caso tuvo incluso un fallo judicial a favor de la pyme, donde según cuenta Elbio, se le prohibió a Camioneros bloquear el paso de los camiones distribuidores. 

La familia Martín vive el momento con mucha tristeza. Un negocio que cultiva junto a su esposa desde hace 15 años y que comenzó con la venta de milanesas, llegó a su fin en tan solo días. «Amenazaron a mis proveedores para que no nos entreguen y ahora no nos entregan, asi que ya para mañana tendremos el negocio cerrado», contó Elbio a Diario Chaco.

Angustiado por las continuas amenzas, accidentes y situaciones forzadas y de temor que le tocó vivir durante este último tiempo, afirmó: «Es un jaque mate. Mandé a hacer el cartel ya de cerrado».

El objetivo del Sindicato de Camioneros, en palabras del empresario, es el reintegro del joven despedido a su lugar de trabajo. Sin embargo, el villangelense niega rotundamente ir por ese camino: «Ese señor es imposible tenerlo. Ellos se cerraron con eso, y yo no lo voy a tomar. Prefiero cerrar el negocio antes que tomar a ese chico porque para nosotros es un infierno trabajar con él».

Y es que Elbio expresa que su ex empleado tenía actitudes muy autoritarias y se había «adueñado» del negocio. «Da las ordenes él, él nos pone los puntos; que se carga, que no se carga. Es imposible, no vamos a seguir con el», narró.

A pesar de que la familia Martín intentó dar batalla al Sindicato mediante acciones judiciales y el fallo a favor del juez, que movilizó a la Policía en reiteradas ocasiones para que el movimiento de los camiones distribuidores no se vea interrumpido, la situación llegó a un punto cúlmine.

«Cerramos porque ellos ya al bloquear mis proveedores en otra provincia, no podemos hacer más nada. Ya estuvimos brindando lucha con el fiscal, pero ahí ya es un jaque mate. Al no poder traer mercadería ya no puedo hacer más nada», sentenció, y agregó tras ennumerar los padecimientos de salud que podría tener: «Prefiero ser lavacoches antes de estar en esta situación. Sinceramente, no tenes tranquilidad, no tenes nada», 

EL INICIO DE LA DISTRIBUIDORA Y SU FAMILIA

«Nuestro negocio nació vendiendo milanesas. Hacíamos milanesas, vendíamos y ahí empecé a pensar cosas cien por ciento desde abajo. Hace 15 años atrás empezamos a vender milanesas y fuimos agregando cosas, y hoy tenemos algunas marcas importantes. Tenemos pocos proveedores», dijo el cabecilla de familia.

Consultado sobre cómo vive su familia estos momentos de tensión y angustia, señaló: «Mi esposa está todo el tiempo tratando de tomar franquicias, bueno, los dos estamos. Es tanta la lucha que tiene este negocio para que hoy estos señores decidan por el futuro…mi hijo -tiene tres- desde el lunes a la mañana que ya no quiere estar en mi casa. Están en lo de mis tíos, no quieren venir a mi casa. Tienen miedo».

EL RESENTIMIENTO DE SU EX EMPLEADO

Luego de mostrarse conforme con la actuación de la policía y el juez, afirmó que «no alcanza» y aseguró que le quedan pocos días como plazo para sus últimas entregas. «Se va a entregar lo poco que queda y ya está, cerrado», dijo.

Sin embargo, esta decisión terminal también iría en contra de lo que busca el propio Sindicato, que quiere reintegrar al joven su trabajo. 

«El chico tiene unas emociones muy fuertes. Unos sentimientos muy fuertes. Si yo te estoy ofreciendo el doble de indemnización como dice la ley, el chico no quiere aceptar…va y los aprieta a esos señores», sentenció Elbio.

Y continuó: «Tiene un resentimiento muy grande hacia nosotros. Le molestó que el negocio haya crecido y nunca se animó a largarse solo. Yo creo que pasa por ese lado».

Para finalizar, el dueño de Distribuidora Martín manifestó que ya no tiene opciones ni callejones con salida. Dijo que «es imposible pensar en otra cosa» porque no tiene mercadería debido a las amenazas que sufrieron sus proveedores, y declaró: «No es que de un día para el otro salgo a buscar otros proveedores, los van a ir a bloquear. No voy a trabajar con este nivel de angustia para enfermarme yo y mi señora, mi familia».

FUENTE: DIARIO CHACO

CONTACTANOS
¿NECESITAS AYUDA?
DIARIO COLONIA ELISA
HOLA
¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?
A %d blogueros les gusta esto: