23 de mayo de 2022

Diario Colonia Elisa

Toda la información al instante

Úrsula Rojas, Una Menos…

Por: Giselle Santana, delegada de la CTA en INTI

A Úrsula la mató su ex pareja. Un policía del que se había separado hace meses porque la golpeaba brutalmente.

Úrsula y su mamá hicieron decenas de denuncias policiales, pero tras meses de insistir, lo único que consiguieron fue un papel, un papel que decía que Matías Martínez, el feminicida, no podía acercarse a ella.

Cuando la orden de restricción llegó, Martínez decidió asesinarla, la apuñaló. Úrsula tenía apenas 18 años…

El pueblo de Rojas reaccionó masivamente. Sus familiares, amigues, vecines, convocaron a marchar hacia la Comisaría de Rojas, para señalar a los responsables más directos, en esa larga cadena de responsabilidades estatales en la violencia machista, la policía que jamás protegió a Úrsula y que le garantizó la impunidad a su agresor. Pero que actuó rápido, ahora sí, y reprimió con fiereza a les manifestantes.

Desde adentro de la Comisaría dispararon balas de goma, directo a la cara, y una amiga de Úrsula perdió un ojo por los balazos policiales, otra víctima, joven, mujer, que fue castigada por desobedecer el mandato patriarcal de aguantar calladas tanta violencia, porque hay que cuidar las paredes, las instituciones, las “leyes”, todo importa, excepto nuestras vidas.

Parece que, finalmente, Alberto Fernández no había “puesto fin al patriarcado”. Parece que con un Ministerio de Mujeres, géneros y diversidad, que redacta bellos “protocolos”, no alcanzó para evitar que en lo que va de este año 2021 hubiera un feminicidio cada 22 horas…

Como lo demostramos con la extraordinaria conquista del derecho al aborto legal, seguro y gratuito, la salida está en nuestras manos, en nuestra organización independienle y en la movilización en la calle, sin ninguna confianza en las instituciones que sostienen este sistema capitalista y patriarcal que se ceba con la sangre de nuestras pibas

Por eso, salgamos a la calle, por Úrsula y por todas, y este 8 de marzo hagamos sentir toda la potencia feminista de la huelga global.

Que las sindicalistas feministas exijan a las Centrales el paro efectivo, presencial y virtual; que todas las colectivas: Ni una Menos, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, la Campaña contra las Violencias, todas las corrientes militantes en el movimiento feminista, convoquemos en unidad a copar las calles, contra la violencia machista, para hacer efectivo nuestro derecho a decidir, para terminar con la precarización de nuestras vidas, para darlo vuelta todo y que ardan juntos, el capitalismo y el patriarcado, en la hoguera de todas las brujas que nunca pudieron quemar.

A %d blogueros les gusta esto: