28 de mayo de 2022

Diario Colonia Elisa

Toda la información al instante

Así vivió Nueva York la histórica tormenta de nieve

[embedded content]

Continúa el alerta por tormentas y nevadas en el noreste de Estados Unidos

Nueva York reanudará este miércoles la vacunación contra el coronavirus y las clases presenciales en la escuela, suspendidas debido a una gigantesca tormenta invernal que este martes continúa azotando el noreste del país y ya dejó más de 43 centímetros de nieve en la ciudad.

Esta mañana el servicio meteorológico de los Estados Unidos emitió una alerta advirtiendo sobre una fuerte tormenta invernal que cubrirá todo el noreste del país luego de que ayer la ciudad de Nueva York declaró el estado de emergencia y canceló el plan de vacunación por coronavirus.

Se espera que la ciudad y sus alrededores experimenten entre 30 y 45 centímetros de nieve.

Se espera que la ciudad y sus alrededores experimenten entre 30 y 45 centímetros de nieve.

De acuerdo al servicio meteorológico (NWS por sus siglas en inglés), la tormenta abarcará desde Virginia hasta Maine, mientras que continuarán las nevadas en Nueva York, Nueva Jersey y partes de Pensilvania y Connecticut.

En el Central Park la nevada era de 43,7 cm a las 7 de la mañana, la 16º mayor de la historia según los registros iniciados en 1869, cuando se esperaban que fuese una de las 10 mayores y superase los 50 cm.

El alcalde pidió que dejen las carreteras despejadas para que puedan transitar los vehículos de emergencia.

El alcalde pidió que dejen las carreteras despejadas para que puedan transitar los vehículos de emergencia.

Ante este panorama, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, había ordenado ayer el cierre de las escuelas -que permanecen así hoy- y restringió la movilidad sólo a los trabajadores esenciales, según AFP.

El alcalde suspendió también los turnos otorgados para la vacunación contra el coronavirus y prohibió a los restaurantes atender a los clientes en mesas situadas en el exterior.

Está previsto que se vean afectadas otras regiones del noreste de Estados Unidos.

Está previsto que se vean afectadas otras regiones del noreste de Estados Unidos.

Por su parte, el gobernador del estado, Andrew Cuomo, advirtió: «Esta es una situación peligrosa, donde hay riesgo de muerte. Si no son trabajadores esenciales, quédense en casa».

Tras detenerse en la mañana, la nieve recomenzó a caer al mediodía del martes, y meteorólogos estiman que Nueva York puede recibir todavía unos cinco centímetros adicionales de nieve.

El estado de emergencia en la ciudad terminó este martes y los trenes metropolitanos volvieron a circular por la mayor ciudad estadounidense, aunque las escuelas permanecen cerradas hasta el miércoles.

Los restaurantes también podrán reabrir al público mañana, pero solo para comidas en mesas instaladas afuera.

Tras dos días de suspensión en la vacunación contra el virus, el alcalde Bill de Blasio dijo que las citas serán reagendadas y el atraso será recuperado «muy rápidamente».

La mayor nevada en el noreste fue en Montague, Nueva Jersey, donde se registraron 84 cm. En algunos sitios llegó a nevar hasta 7,6 cm por hora.

El alcalde de Nueva York le pidió a la ciudadanía que permanezcan en sus casas.

El alcalde de Nueva York le pidió a la ciudadanía que permanezcan en sus casas.

A diferencia de los sucedido en anteriores tormentas, el saldo de víctimas ha sido limitado.

Un hombre fue hallado muerto en un parque de Newark, Nueva Jersey, y una mujer con Alzheimer murió de frío en Allentown, Pensilvania, tras salir de su casa.

En un suburbio de Wilkes Barre, en Pensilvania, una pareja de unos 50 años que barría la nieve del frente de su casa fue asesinada por un vecino tras una discusión y el autor de los disparos se suicidó cuando la policía se disponía a arrestarlo.

«Estamos mucho mejor preparados para las tormentas de nieve que antes. Ahora tenemos la tormenta de nieve del siglo dos veces al año, así que tenemos más equipamiento, más personal, más sofisticación», dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

La tormenta se dirige ahora hacia el norte de Nueva Inglaterra, señaló el NWS.

En Maine ya ha comenzado a nevar y se aguardan unos 38 cm de nieve.

A %d blogueros les gusta esto: